info@ivending.es
691 253 571

¿Qué debo tener en cuenta para montar mi TIENDA 24 HORAS?

Toda instalación de vending público se compone de máquinas expendedoras, carpintería metálica, rotulación, cámaras de seguridad y posiblemente albañilería. Determinadas instalaciones son recomendables con una carpintería metálica, puertas protectoras de las máquinas expendedoras montadas en aluminio, acero inoxidable o hierro lacado que se sitúan delante de las máquinas con el fin de proteger y dar una imagen uniforme de la instalación. En instalaciones interiores no es necesario asumir esa importante inversión, siendo suficiente con la protección del cristal de las máquinas expendedoras mediante un lexan.

Según nuestra experiencia, toda máquina expendedora en la calle debe disponer de elementos de seguridad y protección, ya que debemos  tener en cuenta en nuestra planificación,  que este tipo de negocios están expuestos a actos vandálicos, como cualquier otro negocio, pero éste lo está las 24 horas del día que está vendiendo. Para ello es muy importante, realizar la instalación de manera adecuada y complementarla con un sistema de video vigilancia como elemento disuasor y que nos permita adoptar respuestas en caso de incidencias. Todos los negocios tienen problemas y el vending, al igual que en otros sectores, ha sabido dar respuesta a los mismos. La normativa exige detallar las instrucciones de uso de las diferentes máquinas, así como el sistema para recuperar el dinero en caso de avería.

La amortización media de una tienda 24 horas puede estimarse entre el año y los dos años, dependiendo de múltiples factores, como su correcta planificación, elección de ubicación, distribución, política comercial, correcta gestión y mantenimiento. ¿Conoces algún modelo de negocio con este retorno de inversión, ROI, con una dedicación de 6/10 horas semanales y la siempre posibilidad real de reubicación?

Si, como hemos explicado anteriormente,  entendemos una tienda 24 horas como un modelo de negocio implementado mediante dos o más máquinas expendedoras, para comercializar los productos demandados por los consumidores dentro de nuestra área comercial, podríamos pensar que lo más importante para ponerlo en marcha es escoger las mejores máquinas vending.

Según nuestra experiencia, lo primero a decidir, como en la mayoría de los negocios, es la UBICACIÓN, los productos correctos para el mercado potencial de la zona seleccionada y elección de las máquinas expendedoras adecuadas para la comercialización de los mismos. En función de estos tres parámetros deberíamos de desarrollar nuestro modelo negocio.

Finalmente, deberíamos de adquirir las máquinas expendedoras que mejor se adaptan a nuestro proyecto y el resto de elementos de la tienda automatizada. La elección de máquinas expendedoras, por ser incluida dentro de nuestras últimas elecciones, no significa que tenga poca importancia, ya que unas máquinas inadecuadas puede implicar que consumidores que podrían ser habituales, no repitan experiencia en nuestro punto de venta por haber tenido una experiencia inicial negativa.